Diseño de las sondas de medición de temperatura de gases de escape

Vista transversal del sensor de última generación

  • Un sensor térmico se encuentra en la punta del tubo metálico.
  • El elemento se ha reparado completamente con adhesivo. El adhesivo incrementa la resistencia a las vibraciones y evita que el elemento se desconecte del electrodo.
  • Las sondas de medición de temperatura de gases de escape de NTK utilizan fuertes tubos metálicos; de este modo, son resistentes a temperaturas más elevadas.
  • El elemento está protegido por un tubo metálico: esto brinda protección contra la fundición.


Las sondas de medición de temperatura de gases de escape de NTK presentan un diseño específico para afrontar el entorno de alta temperatura en el que funciona el producto.

De izquierda a derecha: posibles ángulos de doblado de una sondas de medición de temperatura de gases de escape

Para adaptarse al diseño ajustado, NTK ha diseñado una línea de diseño flexible. Gracias a este diseño, los componentes con baja resistencia al calor se mantienen lejos de la fuente de calor. El ángulo aceptable de un sensor de tipo flexible es de 0 a 110°.

Temas relacionados:

Principios del funcionamiento de las bobinas: NGK explica el funcionamiento de una bobina de encendido

Estructura de una bobina de encendido: Información sobre la estructura de las bobinas de encendido de NGK y la generación de la alta tensión mediante inducción magnética

El código de bobinas NGK: Los números de referencia del catálogo de bobinas de NGK indican a qué tipo de bobina corresponde cada referencia y facilitan la búsqueda de la bobina y los cables más adecuados.

Recomendaciones de montaje para bobinas de encendido: Para garantizar su funcionamiento correcto y una larga duración, es necesario montar correctamente la bobina NGK.

Distribución de la chispa de encendido: En el modelo clásico, una bobina de encendido central genera la alta tensión necesaria para encender la mezcla de aire y combustible.

Cables de encendido: Los cables de encendido se encargan de llevar la tensión (U) necesaria a la bujía procurando, en la medida de lo posible, que no se produzcan pérdidas.