Requisitos de las sondas Lambda

La sonda Lambda garantiza unas condiciones óptimas de funcionamiento, porque sólo con una determinada relación de combustible y aire puede el catalizador convertir prácticamente todos los gases de escape tóxicos.

Con la combustión del combustible, además de productos inocuos como agua, dióxido de carbono o nitrógeno, también se generan gases nocivos peligrosos. Para reducirlos se utiliza el catalizador regulado, que desde finales de los años ochenta se monta en todos los vehículos nuevos con motor de gasolina, y con él, una sonda Lambda que garantiza que las condiciones de funcionamiento del catalizador sean óptimas.

Catalizador y sonda Lambda: el equipo indispensable para garantizar un aire limpio

Los catalizadores regulados reducen las sustancias tóxicas del gas de escape en más de un 95 %. Estos catalizadores también reciben el nombre de "catalizadores de tres vías" porque convierten en inocuos los tres gases nocivos HC, CO y NOx.

Su interior está recubierto con tres metales preciosos: platino, rodio y paladio. En estos recubrimientos tienen lugar complejas reacciones químicas: monóxido de carbono (CO) e hidrocarburos (HC) se oxidan en forma de agua (H2O) y dióxido de carbono (CO2). Los óxidos de nitrógeno (NOx) se reducen en forma de nitrógeno (N2), oxígeno (O2) y dióxido de carbono (CO2).

La función de la sonda Lambda (también llamada sonda de oxígeno) es garantizar las condiciones óptimas de funcionamiento porque sólo con una determinada relación de combustible y aire puede el catalizador "convertir" prácticamente todos los gases de escape tóxicos. Para ello, los vehículos modernos disponen al menos de dos sondas Lambda: una sonda reguladora delante del catalizador y una sonda de diagnóstico detrás del catalizador, que miden el oxígeno residual en el gas de escape. Con esta información, la unidad de control del motor puede determinar la composición de la mezcla.

Principio básico de la sonda Lambda

En función del porcentaje de oxígeno residual contenido en el gas de escape, la sonda produce diferentes señales. La unidad de control del motor interpreta esta señal y regula la mezcla. Partiendo de este principio básico de funcionamiento, la tecnología de las sondas Lambda se ha ido desarrollando de forma continuada. Garantiza que las emisiones tóxicas se mantienen en un nivel reducido, así como un consumo eficaz y una larga duración del catalizador.

Temas relacionados

Principios básicos de los gases de escape: Información detallada sobre los gases de escape, la regulación Lambda y el catalizador.

Tecnologías de sondas Lambda: Hay una sonda Lambda prácticamente para cada aplicación. Las diferentes tecnologías presentan características muy específicas.

Factores que intervienen en el desarrollo de los productos: La introducción de nuevas tecnologías y de nuevas disposiciones legislativas tiene una influencia directa en el desarrollo de nuevos productos.

Descargas

Descargas: En nuestra zona de descargas encontrará el catálogo actual de productos, folletos y material informativo para descargar.