Sensores de temperatura NTK

Los sensores de temperatura miden la temperatura de los gases de escape y sirven para proteger a los componentes relevantes de las sobrecargas térmicas.
Los sensores de temperatura miden la temperatura de los gases de escape y sirven para proteger a los componentes relevantes de las sobrecargas térmicas

Los sistemas modernos de tratamiento final de los gases de escape necesitan controles para verificar la eficiencia y la protección de los componentes. El sensor de temperatura de los gases de escape sirve para controlar la temperatura de los turbocompresores, los catalizadores, los filtros de partículas diésel y los sistemas de reducción de óxido nítrico.

Se emplean para controlar el punto óptimo de funcionamiento así como para proteger los principales componentes de las sobrecargas térmicas, siendo un importante elemento para evitar las emisiones contaminantes innecesarias de los vehículos.

Funcionamiento

El elemento sensor está colocado en la punta de la caja de pruebas. Se trata de un sensor de la clase NTC, es decir, una resistencia constituida por un cuerpo semiconductor de coeficiente de temperatura negativo. Tiene una alta resistencia con temperaturas bajas y una resistencia baja con temperaturas altas. El material se basa en una estructura de perovskita, construida con una aleación de trióxido de titanio (TiO3).

Ámbito de aplicación de los sensores de temperatura en vehículos con motor de gasolina.
Ámbito de aplicación en vehículos con motor de gasolina
Ámbito de aplicación de los sensores de temperatura en vehículos diésel.
Ámbito de aplicación en vehículos diesel

Características de los sensores de temperatura del gas de escape NTK:

  • Rango de medición: -40 °C hasta 900 °C
  • rápida respuesta gradual
  • resistencia térmica
  • resistente a las vibraciones
  • alta precisión

Temas relacionados

Homepage NGK Spark Plug Co., Ltd.: Encontrará más información sobre sensores de temperatura en el sitio web del grupo empresarial.

Equipos originales: Todos los fabricantes de vehículos europeos utilizan productos NGK y NTK en su proceso de producción.